Internacionales

Arrestan en Puerto Rico al legislador Néstor Alonso por un caso de corrupción

Autoridades federales estadounidenses detuvieron este jueves al legislador por el Partido Nuevo Progresista (PNP) Néstor Alonso tras dictarse una orden de arresto por un caso de corrupción pública.

La Fiscalía Federal en la capital puertorriqueña confirmó la detención de Alonso, que en las elecciones del pasado martes obtuvo 59.170 votos, con lo que se aseguró un escaño por acumulación en la Cámara de Representantes.

Está previsto que el jefe de la Fiscalía federal en Puerto Rico, Stephen Muldrow, ofrezca más detalles sobre el motivo de la detención durante este día.

Alonso es el actual presidente de la Comisión de Turismo y Bienestar de la Cámara de Representantes de Puerto Rico.

EL ARRESTO DE ALONSO SIGUE A OTROS CASOS

El arresto de Alonso sigue a los de otros legisladores y figuras de la política puertorriqueña durante los últimos meses, debido a casos de corrupción que sitúan a este problema como uno de los principales retos a los que se enfrentará el futuro gobernador.

A finales del pasado agosto, el FBI arrestó al también legislador Nelson del Valle, a la directora ejecutiva de su oficina, Mildred Estrada, y a Nickolle Santos, quien se desempeñaba como directora de su comisión legislativa y tesorera de su comité de campaña, por un esquema de cobro de comisiones por el que se inflaba el salario de varios empleados para quedarse con parte de su remuneración.

CHARBONIER, OTRA DETENCIÓN DESTACADA

El FBI, en esas mismas fechas, arrestó a la legisladora del PNP María Milagros Charbonier, envuelta en un caso de corrupción gubernamental.

Charbonier está acusada por participar en un esquema de fraude junto a una empleada, Frances Acevedo Ceballos; su marido, Orlando Montes, y su hijo, Orlando Gabriel Montes, por supuestamente participar en un esquema de comisiones ilegales por el que la antigua legisladora recibió cerca de 100.000 dólares.

Los cargos contra los acusados incluyen conspiración, robo de fondos federales, soborno, comisiones ilegales y fraude electrónico.

Charbonier y su marido además se enfrentan a los cargos de lavado de dinero, mientras que ella suma también el de obstrucción a la Justicia.

La acusación señala que a principios de 2017 Charbonier elevó el salario de Acevedo de 800 dólares quincenales a 2.100 dólares, cantidad que llegó a los 2.900 dólares en septiembre de 2019.

Acevedo acordó que se quedaría con una parte de cada cheque y le pagaría una comisión de entre 1.000 y 1.500 dólares a Charbonier y a sus familiares.

El pliego acusatorio indica que Charbonier malversó y robó fondos gubernamentales.

Los casos de corrupción gubernamental non son nuevos, destacando los registrados en julio de 2019, cuando el FBI detuvo a dos exfuncionarias puertorriqueñas, así como empresarios y contratistas por presuntamente haber incurrido en actividades corruptas.

Entre los arrestados figuraban la exsecretaria del Departamento de Educación Julia Beatriz Keleher; la ex directora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES) Ángela Ávila-Marrero y el empresario Alberto Velázquez Piñol.

La Fiscalía Federal en Puerto Rico detalló que las personas detenidas estaban acusadas de haber defraudado al Gobierno estadounidense y de Puerto Rico en un esquema irregular de contratos por más de 15 millones de dólares, de los cuales 13 millones fueron sustraídos al Departamento de Educación y 2,5 a la ASES. EFE

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba