Deportes

Alex Rodríguez asesora al ex NBA Joe Smith para salir de la bancarrota al despilfarrar fortuna de US$61 millones

Joe Smith fue primera selección del sorteo de la NBA en 1995 y ganó US$61 millones en su carrera de 16 años. Hoy tiene problemas serios para llegar a fin de mes y debe US$157,000.

«Mucha gente piensa que una vez que firmas ese contrato, eres un millonario automático», le dice Smith a Alex Rodríguez, ex estrella y empresario de MLB, en «Back in the Game» de CNBC, en el que Rodríguez ayuda a los ex atletas profesionales a volver a equilibrio financiero.

«Pero no funciona así. Nadie realmente me explicó eso, ese Tío Sam, de esos US$3 millones, va a tomar probablemente US$1.5 «millones» de eso. Eso fue algo que tuve que aprender», dijo Smith.

Si bien Smith recaudó US$61 millones en ganancias totales, después de impuestos, honorarios de agente y honorarios de administración, en realidad se llevó a casa unos US$18 millones a lo largo de su carrera. Aún así, eso es más dinero que la mayoría de los estadounidenses en toda su vida.

Lo que realmente le quitó a Smith el rumbo fue su gasto.

Cada vez que lo intercambiaban y se mudaban, él compraba un lugar para vivir en su nueva ciudad. «Una vez que me canjearon, siempre fue difícil descargar esas casas», le dice a Rodríguez. «Siempre perdía dinero». En su carrera jugó con 12 equipos.

Además, su colección de autos incluía un Corvette, Bentley y dos Range Rovers, entre otros vehículos de lujo.

Gracias a gastos imprudentes, malas inversiones y un costoso divorcio, Smith descubrió que su fortuna había sido completamente aniquilada. Y su salario, que nunca fue menos de US$1.3 millones por año mientras estuvo en la NBA, se desplomó después de que se retiró en 2011 y pasó a dar prácticas de 10 a 15 horas a la semana.

En el momento en que Rodríguez intervino, Smith y su prometida Kisha Chavis llevaban a casa un total combinado de US$26,000 al año de varias fuentes, incluidas las clases de entrenamiento privadas de Smith. Pero su estilo de vida, que incluía una espaciosa casa en los suburbios de Atlanta, les costó US$133,000.

La pareja estaba viviendo mucho más allá de sus posibilidades y, como resultado, en espiral cada vez más en deuda. Para ayudarlos, Rodríguez propuso una estrategia simple de dos frentes: aumentar los ingresos y disminuir los gastos.

Rodríguez ayudó a Smith a aprovechar su talento para el baloncesto y modernizar su negocio de entrenamiento. Al contratar a más clientes, ofrecer clases privadas de primera calidad a un precio más alto y expandirse a clases grupales y campamentos, Rodríguez proyecta que Smith puede ganar 10 veces más de lo que gana actualmente.

En cuanto al componente de gasto, Rodríguez sugirió que la pareja comenzara recortando su mayor gasto: la vivienda. Acordaron reducir el tamaño, lo que les ahorrará US$14,000 al año.

Rodríguez calculó exactamente cuánto pueden gastar cada mes. Smith y Chavis serán responsables por el propio planificador financiero de Rodríguez, quien repasará su presupuesto con ellos cada mes.

Dar la vuelta a todas sus finanzas comenzó enfrentando los números. Fue cuando Rodríguez destacó cuánto estaban ganando en comparación con cuánto estaban gastando que Smith y Chavis se dieron cuenta de que necesitaban abrocharse el cinturón.

«Sabía que era un gran agujero, pero no sabía que era así», dice Smith. «Solo ver los números y ver el colapso simplemente te pilla desprevenido».

Si la pareja se apega a su nuevo plan, fácilmente pueden pagar el 30% de su deuda de US$$157,000 cada año, dice Rodríguez, lo que significa que estarán libres de deudas en poco más de tres años.

Fuente: NBA

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba