Nacionales

Alerta sobre acciones de violencia en las escuelas como reflejo de la sociedad

“¿Quién me puede garantizar que pueda salir a la calle con una falda sin ser acosada? ¿Quién me puede asegurar que pueda salir sin ningún temor de ser violentada por un individuo sin costumbres morales? ¿Quién me puede garantizar que pueda decir que mis derechos como humana y como mujer son 100 por ciento cumplidos si hoy en día vemos muchos feminicidios a manos de hombres ignorantes?”.

Las preguntas eran de la estudiante Ámbar Fernández, del Centro Educativo Mauricio Báez. Leía un manifiesto frente a decenas de alumnos ubicados frente a una tarima instalada en la avenida Máximo Gómez luego de caminar un kilómetro por esa vía para reclamar que se garanticen los derechos de las mujeres.

Los alumnos se anticipaban con sus maestros y funcionarios de los ministerios de Educación y de la Mujer a la conmemoración mañana del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una fecha que evoca el asesinato de tres hermanas activistas dominicanas de apellido Mirabal, el 25 de noviembre de 1960, durante la dictadura trujillista.

En un informe presentado esta semana por el Observatorio Político Dominicano (OPD) se reportó que en 2017 en la República Dominicana ocurrieron 113 feminicidios que dejaron huérfanos de madre a 127 hijos, de los que el 82 % es menor de edad.

El documento indica que el 14 % de los feminicidios fue cometido por miembros de alguna institución castrense, los cuales en su mayoría usaron sus armas de reglamento para cometerlos.

El 38.7 % de los feminicidas el año pasado se suicidó inmediatamente cometido el hecho y el 44.3 % intentó escapar de la Justicia.

“Es importante guiar y concientizar a los jóvenes en las escuelas, pues somos los futuros adultos, sobre lo que es el valor de la mujer, y darles a entender que ellos y ellas tienen hermanas y madres, para que antes de maltratar o acosar a una mujer se imaginen a sus allegadas en esa situación”, decía la estudiante Ámbar Fernández.

Sobre esa misma idea se expresó Marianela Pinales, encargada de la Dirección de Equidad de Género y Desarrollo del Ministerio de Educación. Alertó sobre que todo lo que ocurre en la sociedad se refleja en la escuela. “La violencia en la escuela es un reflejo de la violencia creciente en nuestra sociedad”, afirmó.

De acuerdo con Pinales, estudios arrojan que la República Dominicana ocupa el tercer lugar en América Latina entre países con mayor nivel de violencia física en estudiantes. “Las acciones de violencia en la escuela son tan sutiles que a veces no nos enteramos”, aseguró.

Citó entres esas acciones el bullying o acoso escolar, las relaciones de poder entre los docentes, la falta de solidaridad y empatía en el sector educativo, y las malas relaciones entre profesores y estudiantes “que afectan directamente el proceso de aprendizaje y el de enseñanza”.

“Definitivamente en el aula ocurren cosas que debemos mirar (…) Necesitamos ver cómo nos relacionamos y cómo ejercemos el poder cuando consideramos que somos aventajados y aventajadas en términos jerárquicos”, aseguró.

El Salvador (10.2), Honduras (5.8), Belice (4.8), Trinidad y Tobago (3.0), Guatemala (2.6) y la República Dominicana (2.2) son los países con mayor prevalencia de feminicidios en la región, de acuerdo con datos de 2016 y 2017 publicados por el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe, entidad perteneciente a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El OPD observó en su reporte que una posible causa de los feminicidios es que al momento de elaborar las políticas públicas locales no se toman en cuenta la variación etaria, el vínculo entre los agresores y las víctimas, el historial entre las partes vinculadas y los contextos o escenarios donde ocurren, entre otros.

“No nos toca arreglar el mundo, pero sí nos corresponde contribuir a arreglarlo (…) Necesitamos que todas y todos nos comprometamos a romper este círculo de violencia estructurada también en la escuela”, expresó Pinales.

Danilo se solidariza con abusadas y condena actitud de los hombres
El presidente Danilo Medina dijo ayer que es preciso e ineludible poner fin a la violencia contra la mujer a través de un proceso de educación y fortalecimiento de la organización familiar.

“Necesitamos enarbolar un alto a la violencia contra la mujer que permita crear relaciones familiares basadas en el amor y la solidaridad, que contribuyan al fortalecimiento de la paz y la armonía que deben reinar en toda la sociedad”, expresó.

Medina hizo estos pronunciamientos en un mensaje dirigido al país en ocasión de conmemorarse mañana el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Abogó por “la difusión y adopción de auténticos valores que vigoricen el respeto a la vida.

“Nos envuelve en la tristeza al echar una mirada al panorama mundial y observar la frecuencia con la que se cometen crímenes y vejámenes contra mujeres y niñas”, dijo.

En el texto divulgado por la Presidencia con el mensaje de Medina se asegura que tras la implementación del Plan Nacional contra la Violencia de Género, en noviembre de 2017, los feminicidios disminuyeron 18 %.

Según la Procuraduría, se pasó de 107 feminicidios ocurridos entre noviembre 2016 y octubre 2017, a 88 en el período noviembre 2017 a octubre 2018, lo que representa 19 muertes menos de mujeres a causa de la violencia de género en este último año.

SCJ y TSA Llaman a luchar por igualdad

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) y el Tribunal Superior Electoral (TSA) conmemoraron el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer y coincidieron en que solamente a través de la educación con perspectiva de género y orientación en el hogar se puede disminuir esa problemática. Aseguraron que reducir la estadísticas de feminicidios es un asunto que debe ser enfrentado por toda la sociedad.

Fuente: Diario Libre

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *