Deportes

¿Acuña o Soto? A cuál elegirías para tu equipo

Mientras esperamos, vamos a debatir. Esta semana, ya lo hicimos sobre tres grandes lanzadores y los mejores receptores de su generación. Hoy, vamos a ver hacia el futuro.

Entonces, ¿el venezolano Ronald Acuña o el dominicano Juan Soto? ¿A quién quisieras tener en tu equipo durante la próxima década?

Honores: Novato del Año de la L.N. en el 2018, Bate de Plata 2019, Juego de Estrellas 2019, 12do en la votación del JMV en el 2018, quinto en la votación del JMV de la L.N. 2019

Numeritos: .285/.365/.532, 67 jonrones, 48 dobles, 165 carreras empujadas, 53 bases robadas, 311 ponches, 121 boletos, 130 de OPS+, 133 de wRC+, 9.9 de WAR de Baseball-Reference, 9.3 de WAR de FanGraphs

Argumentos a favor: Acuña se quedó a sólo tres bases robadas de convertirse en el quinto jugador en la historia con 40 jonrones y 40 bases robadas en una temporada.

A los 21 años.

Si ése es el piso de lo que será la carrera de este muchacho, claro que lo vas a querer en tu equipo. Desde el momento en el que llegó a las Grandes Ligas en abril del 2018, Acuña ha sido una bujía. La decisión de colocarlo en el tope del lineup en el 2018 y otra vez a mitad de camino en el 2019 (después de abrir la temporada como cuarto bate) encendió a la ofensiva de los Bravos. Y no hay nada de casualidad ni sospechoso en sus números. Sus jonrones, por ejemplo, caminaron un promedio de 418 pies el año pasado. Los únicos jugadores con al menos 20 cuadrangulares y con un promedio más largo de distancia fueron Joey Gallo y Mike Trout (419 pies cada uno).

Pero Acuña no sólo tiene poder. Por lo contrario, es capaz de impactar el juego de varias maneras. Puede robar (cuarto en robos en MLB el año pasado), correr (su promedio fue 29.4 pies por segundo al correr a toda velocidad fue 12do en MLB). Y además, tiene un cañón los jardines, capaz de hacer cosas así:

Hay una razón por la cual Acuña es favorito entre algunos corredores de apuestas para ser el JMV de la L.N. en el 2020. Ya es un jugador electrizante y todavía no ha tocado el techo de su potencial.

Argumentos en contra: Acuña se ha ponchado más que el promedio en cada una de sus primeras dos temporadas, para un total de 25.9% de sus visitas al plato. Eso no ha evitado que negocie más bases por bolas que el promedio (10.1%), pero es algo a tener en cuenta.

La entrega (o falta de) de Acuña ha salido a relucir varias veces durante su joven carrera. Fue sentado en medio de un juego contra los Dodgers en agosto del año pasado por quedarse viendo un batazo que terminó dando contra la pared. Y luego hizo lo mismo en el Juego 1 de la SDLN contra los Cardenales. Acuña es joven y tenemos todas las razones para creer que va a madurar, pero es otro punto que al menos debe considerarse en un debate así.

Defensivamente, Acuña pasó de más-4 en Outs Sobre el Promedio en el 2018 a menos-1 el año pasado, mientras que Soto pasó de menos-6 a más-6. Ser jardinero derecho a tiempo completo podría mejorar los números de Acuña, pero es otra cosa para considerar.

Hay una razón por la cual Acuña es favorito entre algunos corredores de apuestas para ser el JMV de la L.N. en el 2020. Ya es un jugador electrizante y todavía no ha tocado el techo de su potencial.

Argumentos en contra: Acuña se ha ponchado más que el promedio en cada una de sus primeras dos temporadas, para un total de 25.9% de sus visitas al plato. Eso no ha evitado que negocie más bases por bolas que el promedio (10.1%), pero es algo a tener en cuenta.

La entrega (o falta de) de Acuña ha salido a relucir varias veces durante su joven carrera. Fue sentado en medio de un juego contra los Dodgers en agosto del año pasado por quedarse viendo un batazo que terminó dando contra la pared. Y luego hizo lo mismo en el Juego 1 de la SDLN contra los Cardenales. Acuña es joven y tenemos todas las razones para creer que va a madurar, pero es otro punto que al menos debe considerarse en un debate así.

Defensivamente, Acuña pasó de más-4 en Outs Sobre el Promedio en el 2018 a menos-1 el año pasado, mientras que Soto pasó de menos-6 a más-6. Ser jardinero derecho a tiempo completo podría mejorar los números de Acuña, pero es otra cosa para considerar.

Honores: Segundo lugar en la votación para el premio al Novato del Año de la L.N. en el 2018, noveno lugar en la votación para el JMV del 2019, campeón de la Serie Mundial en el 2019

Numeritos:.287/.403/.535, 56 jonrones, 57 dobles, 180 carreras empujadas, 17 bases robadas, 231 ponches, 187 boletos, 140 de OPS+, 143 de wRC+, 7.4 de WAR de Baseball-Reference, 8.5 de WAR de FanGraphs

El argumento a favor: Soto se lució por su equipo en la postemporada el año pasado. Aunque cumplió los 21 años en pleno Clásico de Otoño, gracias a su gran habilidad para hallar y aprovechar el pitcheo indicado, protagonizó muchos momentos claves. Ésos incluyeron el sencillo productor con dos outs ante Josh Hader en el octavo inning del Juego del Comodín y el jonrón contra Justin Verlander en el Juego 6 de la Serie Mundial que le dio a Washington la ventaja.

Aunque por ahora no aspirará a una temporada 40-40, Soto le gana a Acuña en estadísticas importantes como OPS + y wRC+, las cuales ajustan los números tomando en cuenta la liga y los estadios. Los únicos jugadores en la historia de Grandes Ligas con un OPS+ de al menos 140 en un mínimo de 1,000 visitas al plato antes de cumplir los 21 años con los Salón de la Fama Ty Cobb (145), Mel Ott (144) y Mickey Mantle (144).

Se trata de una gran compañía.

El motivo por el cual esperamos que a Soto le siga yendo bien es su selectividad en el plato. Según FanGraphs, en el transcurso del 2018-19, solamente 10 bateadores calificados les hicieron swing a lanzamientos fuera de la zona de strikes con menos frecuencia que Soto. Eso es lo que le ha permitido al dominicano registrar el noveno mejor índice de boletos por ponches (0.81) en Grandes Ligas en ese tramo, en el cual también es uno de apenas cinco jugadores con porcentaje de embasarse de .400 o mejor. (Los otros son Mike Trout, Christian Yelich, Mookie Betts y Alex Bregman.) Es demasiado pronto para compararlo con Ted Williams, pero la habilidad de Soto para diferenciar los pitcheos está en un nivel que por lo general no vemos en jugadores tan jóvenes. Por lo tanto, a la larga, Soto podría más consistente que Acuña, cuyo índice de strikes con swings en falso fue 3.2% peor que el de Soto del 2018-19.

Como señalamos, Soto mejoró bastante sus métricas defensivas el año pasado. Estuvo en el 90mo percentil en Outs Por Encima del Premio y en el 76to percentil en saltos en los jardines. Por lo tanto, no es un jugador que aporte solamente al bate. Y lo que ha hecho con el madero lo pone en una compañía histórica.

*El argumento en contra: *La diferencia clave entre estos dos jugadores es la velocidad. No es que Soto sea tan lento (terminó en el 60mo percentil el año pasado a la hora de correr a toda velocidad), pero no es capaz de igualar la combinación de poder y velocidad de Acuña que se ha vuelto tan poco común en un deporte que se ha alejado de las bases robadas.

Cuando los jugadores están en estas etapas de sus carreras, es imposible saber cuáles tendencias desarrollará. Entonces, aunque Soto redujo sus batazos por el suelo (41.6%) en el 2019, vale tomar en cuenta que en el 2018, más de la mitad de las bolas en juego de Soto fueron rodados. Para comparar, el índice de bolas por el suelo de Soto del 2018 al 19 fue de 46.8%, mientras que el de Acuña fue de 39.8%. Además, Soto ha sido más susceptible a los pitcheos rompientes que Acuña. En el 2019, Soto tuvo promedio de .217 y slugging de .398 ante dichos pitcheos, mientras que Acuña registró promedio de .203 y slugging de .563 en ese sentido.

Finalmente, aunque Soto tuvo mejores métricas defensivas en el 2019 específicamente, a la larga la velocidad y el brazo de Acuña podrían darle un mayor potencial con el guante.

Fuente: MLB

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *