Opinión

Abril en la historia del PLD

Por: Nelson Encarnación

Transcurrió el mes de abril y en el Partido de la Liberación Dominicana la situación interna está muy lejos de pintar el panorama que vivió esa formación política en los pasados siete años.

Un mes que se suponía que ese panorama estaría absolutamente despejado si se hubiese cumplido la promesa del presidente Danilo Medina de referirse en marzo al espinoso tema de la reelección.

Pero no sólo pasó marzo sino que se fue abril (abril tiene muchas páginas en la historia dominicana) llegó mayo y la caldera sigue chispeando.

Veamos: en abril de 2011, cuando campeaba la incertidumbre en el PLD motivada por el laboratismo reeleccionista de algunos, el presidente Leonel Fernández se encargó de resolver el asunto con un discurso clarificador que dejó algunos corazones destrozados, no por amor sino por interés.

En la ocasión, Leonel dijo que si bien podía optar por la reelección, tenía bien claro que un tercer periodo consecutivo había sido históricamente fuente de grandes turbulencias. Y le desbrozó el camino a Danilo, quien en cada acto aseguraba que “luego que pasen los nubarrones y se despeje el panorama, yo seré el candidato del PLD”.

Justamente, en esos momentos, yo era el encargado de redactar las informaciones que generaban las actividades de Danilo en sus recorridos y encuentros proselitistas por todo el territorio nacional en procura de hacerse con la candidatura presidencial.

Abril de 2011: El 9 de ese mes el panorama peladeísta se enrareció tremendamente. Ese día, durante una reunión del Comité Central varios dirigentes inscribieron la precandidatura de la entonces primera dama, doctora Margarita Cedeño de Fernández.

Fue un hecho que presagiaba turbulencias, ya que se asumía que esa inscripción no podía formalizarse sin la anuencia del presidente Fernández, lo cual daba a entender la existencia de una clara zancadilla a las aspiraciones de Danilo.

Sin embargo, días después retiró esa inscripción y el panorama a Danilo le quedó límpido, aunque ya lucía casi totalmente despejado con esta afirmación de Leonel en su discurso: “Naturalmente, respaldaré de manera irrestricta, y trabajaré de manera entusiasta a favor de quien las bases del partidos escojan de manera libre y democrática como candidatos y próximo Presidente de la República”.

Abril, 2015: luego de un pulso por la candidatura, o más contra la candidatura que dependía de la reforma constitucional, en ese mes los peledeístas se pusieron de acuerdo para abrir espacio a la continuación de Danilo en la Presidencia.

Es decir, que en aquella reunión de Juan Dolio, cundo se proyectaba un conflicto mayor, los peledeístas saltaron un trance difícil y pactaron la modificación para permitir la repostulación de Medina. Es parte de los abriles en el PLD.

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *