Opinión

¡A La Clase Que Ya es Hora!

Por: Virginia Pardilla

Las vacaciones son mágicas y especiales, sobre todo para los pequeños de la casa, pues tienen la oportunidad de disfrutar varios privilegios como: acostarse más tarde y dormir más tiempo en la mañana, viajar, jugar y descansar en casa; así como desconectarse totalmente de las rutinas y de los hábitos de la temporada escolar.

Los días libres están por terminar, hay que volver al colegio y a las responsabilidades que esto implica, es un proceso de readaptación para la familia completa. Después de las vacaciones de verano y de varias semanas fuera de estas rutinas, los primeros días son los más difíciles, por ende, la importancia de acompañar a los menores en este periodo.

Los padres y profesores deben ser los mejores aliados, es bien sabido que el trabajo en equipo casa- escuela facilita el éxito escolar de los niños. Cuando ambas partes trabajan para el mismo fin la vida escolar mejora y por ende las calificaciones.

Es importante conocer las expectativas de las familias, y que los padres a su vez comprendan la importancia de colaborar con los maestros en el proceso de formación de sus hijos.

Colegio, Padres y Profesores
Los padres deben conocer a los profesores de sus hijos y mantener una comunicación franca y sincera con estos. Es importante estar al tanto de su comportamiento, saber cuáles son sus fortalezas y las áreas a trabajar, tanto en lo conductual como en lo académico. Es fundamental que los padres comuniquen a los maestros cualquier preocupación que tengan sobre su hijo.

La educación de los hijos es una responsabilidad compartida entre padres y profesores, de ahí la necesidad de mantener una comunicación estrella entre ambos, basada en respeto, confianza y comunicación asertiva. Los padres deben apoyar las actividades y proyectos organizados por el centro educativo, a fin de facilitar el buen desenvolvimiento de sus hijos.

Un correcto trabajo en equipo sobre las reglas de disciplina hará el trabajo más fácil, es necesario cohayudar en el proceso de concientización sobre el respeto y responsabilidad, un joven educado en valores tanto en el hogar como en la escuela dará mejores frutos.

Los padres deben estar pendiente de la supervisión de sus hijos, asegurarse de que estos cumplan con sus asignaciones y monitorear la entrega de los mismos, sobre todo en los primeros años de escolarización.

Asistir a las reuniones de padres, talleres, entrega de notas y presentaciones especiales. Motivar a sus hijos a participar en actividades escolares y extra curriculares, a fin de que estos desarrollen otras áreas y fortalezas.

Los padres deben incentivar la lectura en sus hijos como hobbies más que como un deber. supervisar el tiempo y uso correcto de las horas de televisión y/o dispositivos electrónicos.

Cuiden la correcta alimentación y actividad física de sus hijos, no sirve de nada enseñarles buena nutrición y estilo de vida a los estudiantes, si los padres no dan un buen ejemplo en casa. Es importante crear el habito de desayunar en la mañana antes de salir de casa. La autora es psicóloga y educadora, directora y fundadora de MLC SCHOOL Twiter: @MLC_Schoolrd @SVirginiaP Instagram: @pardillavirginia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba