Nacionales

76 mil personas han sido detenidas por violar el toque de queda

Santo Domingo, D.N.- El pasado viernes 20 de marzo, a tempranas horas de la tarde, el Presidente de la República, Danilo Medina mediante el Decreto 135-20, impuso un toque de queda que empezaría a las 8 de la noche de ese mismo día hasta las seis de la mañana para tratar de contrarrestar el avance del coronavirus (Covid-19) en el país.

Ese sería el primer horario de la disposición gubernamental.

Desde entonces, cuatro extensiones, tres cambios de horarios y un total de 75,996 por violar dicha disposición ha sido el resultado de la implementación de una medida que no se interponía desde el paso del huracán George por el país en 1998.

La disposición establece que la persona que sea sorprendida transitando en las calles, mediante el horario del toque de queda será detenida a excepción de cinco casos especiales.

Los que están exentos

Según el decreto, estos son: personas dedicadas a los servicios de salud (Médicos, enfermeras, bioanalistas y personal paramédico); personas con alguna emergencia médica que necesiten dirigirse a algún centro de salud; personas dedicadas a labores de seguridad privada debidamente identificadas; miembros de la prensa y demás medios de comunicación debidamente acreditados; personal de las empresas distribuidoras de electricidad para atender, exclusivamente, situaciones de emergencia y vehículos dedicados al transporte y distribución de mercancía, insumos y combustible, tanto urbano como interurbano.

Primera etapa

De acuerdo con el informe de la Policía Nacional, esa primera noche fueron detenidas 1,714 ciudadanos; 2,102 la jornada siguiente (21 de marzo); 1,911 (22 de marzo); 1,359 (23 de marzo); 1,320 (24 de marzo); 1,480 (25 de marzo); 1,218 (26 de marzo). Unas 9,320 en total.

Modificación

Luego de presiones de varios sectores, tanto políticos como sociales, exigiendo la ampliación del horario del toque de queda, el presidente decidió que a partir del viernes 27 de marzo, la medida comenzaría a partir de las cinco de la tarde. Ese día fueron detenidas 2,481 personas.

Al sábado siguiente detuvieron a 2,404; 1,918 (29 de marzo); 1,610 (30 de marzo); 1,548 (31 de marzo); 1,454 (1 de abril); 1,649, el viernes dos de abril.

Ese día estaba supuesto a terminar el toque de queda de acuerdo con el mandato, pero el primer mandatario dictó otro decreto extendiendo la disposición por 15 días. En este periodo de extensión se detuvieron 14,778 personas.

En total, en esa primera etapa de la implementación de la medida, fueron detenidas un total de 24,168 personas.

Segunda etapa

El día tres de abril comenzó el segundo periodo de la disposición gubernamental, que mantenía el mismo horario de cinco de la tarde a seis de la mañana. Esa primera jornada fueron detenidos 1,443 ciudadanos.

Al día siguiente se detuvieron a 1,204; 1,428 (5 de abril); 1,070 (6 de abril); 1,105 (7 de abril); 1,213 (8 de abril); 1,238 personas (9 de abril); 1,248 (10 de abril); 1,417 (11 de abril); 1,160 (12 de abril).

A partir de allí se registraron, de manera consecutiva, las primeras tres jornadas con menos de mil detenidos. Entre el 13 y el 15 de abril fueron detenidas 938, 943 y 901 ciudadanos, respectivamente.

El 16 y el 17 de ese mismo mes, fueron apresadas 1,121 personas y 1,111, respectivamente.

En esta segunda etapa, un total de 17,539 personas fueron detenidas, por lo que se aprecia una reducción con relación a la primera etapa.

Tercera etapa

A partir del sábado 18 de abril comenzó la tercera etapa del toque de queda, anunciada mediante decreto el viernes anterior. A pesar de los rumores de que esta vez sería hasta las 24 horas del día, el toque de queda se mantuvo con el mismo horario de cinco de la tarde a seis de la mañana.

Ese primer día fueron apresados 1,177 personas mientras que en las siguientes dos jornadas fueron detenidas más de mil ciudadanos.

En las últimas 10 noches de la tercera extensión de la disposición gubernamental, del 21 al 30 de abril, no se sobrepasó la barrera de los 1,000 detenidos. El número oscilaba entre 610 y 978 arrestos por jornada.

En esta tercera etapa del toque de queda fueron apresadas 12,455 personas.

Cuarta etapa

La noche del 30 de abril, el presidente Medina extendió por tercera vez el toque de queda, esta vez desde el primero de mayo, manteniendo los horarios y las excepciones.

Esta etapa tuvo la particularidad de que la barrera de los 1,000 detenidos por noche no fue sobrepasada en ninguna de las 17 jornadas, siendo la noche del 17 de mayo la que más se acercó a esa cifra con 999.

Durante la tercera extensión se produjeron un total de 13,219 apresamientos por la violación de la disposición gubernamental.

Quinta etapa

El pasado domingo 17 de mayo, Medina se volvía a dirigir hacia la nación para extender por cuarta vez el toque de queda pero esta vez con un cambio en el horario y en las excepciones para permitir la apertura gradual de la economía, la cual empezaría el miércoles siguiente, el 20 de mayo.

Esta extensión tuvo la particularidad de que fue dividida en dos horarios: de lunes a sábado de 7:00 p.m. a 5:00 a.m. y los domingos de 5:00 p.m. a 5:00 a.m.

Como consecuencia, la cantidad de detenidos por día no ha alcanzado los 700, incluso topando el mínimo de menos de 400 arrestos (398 el 18 de mayo).

Eso a excepción de la jornada del domingo, donde quizás por motivo de confusión sobre el horario, fueron apresados 1,276 personas. La cantidad más alta desde el 20 de abril.

En lo que va de esta quinta etapa, la cual culmina la noche del primero de junio, unas 4,798 personas fueron detenidas por violar la disposición gubernamental.

¿Qué es un toque de queda?

Un toque de queda es la medida que establece un gobierno en situaciones excepcionales para limitar la libre circulación por las calles y la permanencia en los espacios públicos.

La persona que viola esa disposición puede ser detenida por las autoridades y llevada a un cuartel o destacamento. Normalmente estas medidas se toman en circunstancias de guerras, desastres naturales o circunstancias que puedan acabar en conflictos o revoluciones.

Se trata de un derecho fundamental de las personas, consagrado en la Constitución de la República. La única manera de coartar ese derecho es como lo ha hecho el presidente, luego de que el Congreso Nacional le aprobara el estado de emergencia en todo el país.

El toque de queda está tratado de manera amplia en la ley 21-18 sobre la Regulación de Estados de Excepción, que fue establecida a fin de manejar el ejercicio de las facultades extraordinarias otorgadas a las autoridades durante una de estas situaciones especiales, para garantizar la protección de los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Normalmente estas medidas se toman en circunstancias de guerras, desastres naturales o circunstancias que puedan acabar en conflictos o revoluciones.

Fuente: LIstin Diario

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *