Actualidad

10 mentiras sobre el sexo que debes dejar de creer

La práctica sexual es uno de los temas más polémicos, por lo que se han creado muchas falsas creencias que no solo afectan la vida sexual, sino que ponen en riesgo la salud. Por ello, te decimos la verdad de las 10 mentiras sobre el sexo más comunes.

Creer en falsas ideas nos crea prejuicios e impide que disfrutemos plenamente de nuestra sexualidad, por lo que es fundamental informarse siempre de la mano de los especialistas en salud sexual.

Esto es lo que dice la ciencia acerca de las mentiras sobre el sexo más comunes, toma nota:

1. El hombre siempre piensa en sexo

Los hombre no siempre están con ganas de tener sexo, en realidad, ellos no son tan diferentes de las mujeres. Pueden sufrir de poco deseo sexual por causas como el estrés, cansancio, falta de comunicación con su pareja y rutina.

Los hombres y las mujeres tienen las mismas ganas y necesidades de tener relaciones sexuales, la diferencia está en que cada uno tiene una forma distinta de entender y experimentar el sexo.

2. Tener sexo diario es señal de una vida sexual sana

No necesariamente, en realidad vivir la sexualidad no significa tener sexo varias veces, sino disfrutar plenamente de la intimidad, con respeto y comunicación en pareja, aun si no se tienen encuentros sexuales todos los días.

3. No hay sexo si no hay penetración

El sexo va mucho más allá de la penetración, existen otras prácticas sexuales como el sexo oral, las caricias eróticas, los besos apasionados o los abrazos. Compartir las fantasías sexuales y buscar nuevas formas de seducción también son parte del sexo saludable y placentero.

4. El sexo no es placentero en la vejez

La edad puede dificultar el desempeño sexual por los cambios naturales del cuerpo, como la menor producción de hormonas y las enfermedades crónicas, sin embargo, no significa que no pueda llegarse al orgasmo mediante distintas técnicas de estimulación sexual.

5. Sólo los hombres tienen sueños húmedos

Los sueños húmedos son una fantasía intensa que acaba en un orgasmo y de acuerdo a un estudio realizado por el sexólogo Alfred Kinsey, las mujeres tienen sueños húmedos con mucha más frecuencia de lo que se cree.

Otro estudio realizado en la Universidad Midwester, indica que el 30% de las mujeres han tenido al menos un sueño húmedo alguna vez.

6. La mujer solo se excita estimulando el clítoris

Nada más falso que eso, ya que las mujeres pueden tener un orgasmo mediante la estimulación directa del clítoris y en algunos casos mediante penetración vaginal, pero también al estimular distintas zonas erógenas de su cuerpo, como los pechos, las piernas y el cuello.

7. Ya no se disfruta el sexo en la menopausia

La menopausia es una etapa en la vida de la mujer en la que disminuyen drásticamente los niveles de hormonas, lo que puede causar síntomas como bochornos, resequedad vaginal y dolor durante las relaciones sexuales.

Sin embargo, no debe ser una limitación para seguir disfrutando del sexo, pueden usarse lubricantes y otras formas de estimulación y juegos sexuales.

Además, muchas mujeres encuentran liberador el sexo en la menopausia porque se despreocupan de usar métodos anticonceptivos.

8. La circuncisión disminuye la sensación de placer

Se cree que la circuncisión tiene efectos negativos sobre la satisfacción sexual debido a que el prepucio se vuelve más insensible al no tener protección.

Sin embargo, esta idea no tiene sustento científico y estudios han demostrado que de hecho, la circuncisión mejora la satisfacción volviendo al pene más sensible.

9. El tamaño del pene influye en el placer

Para satisfacer a la pareja el tamaño del pene no es importante, sino la habilidad para estimular las zonas erógenas y para hacer los movimientos que disfrute más.

Esto se puede lograr mediante una buena comunicación y al tomarse el tiempo necesario para los juegos previos a la penetración.

Sin embargo, un estudio de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva indica que sí podría haber una relación entre los hombres con penes más cortos y los problemas de infertilidad. Según la investigación, una diferencia de 1 cm disminuye notablemente la fertilidad del hombre.

10. Salirse antes de la eyaculación evita el embarazo

Esta es probablemente una de las mentiras sobre el sexo más comunes, pero estudios confirman que aunque el hombre eyacule fuera la vagina-conocido como coito interrumpido-, aún existe probabilidad de un embarazo.

La razón es que durante el acto sexual, el hombre va liberando pequeñas cantidad de líquido preseminal que puede llegar a tener espermatozoides activos en busca de un óvulo.

Lo mejor es que usen condón o algún método anticonceptivo que los proteja contra embarazos no deseados.

Fuente: Su médico

Por: Susana Carrasco Merino

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *