Pueblo de Hato Mayor celebrará los 120 años que dice tener anciano que vive en la miseria

11 Agosto 2017

El dicho popular «no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista» no se le puede aplicar a Manuel Lico Medina, quien el 15 de agosto cumplirán los 120 años de existencia en la tierra, según dicen los habitantes, el hombre más longevo de Hato Mayor.

En el caso de Medina, Dios ha tenido misericordia y ha permitido que en sus 120 años siga siendo un consejero natural del batey Barrancón, donde a veces tiene que cenar con caña. Diario Libre no pudo constatar la edad del anciano cuyo nombre no aparece en el registro civil.

Juan Vizcaíno, promotor artístico nativo de la zona, dijo que la celebración se realizará el 19 de agosto en la explanada frontal del Batey Barrancón.

La pobreza lo arropa y la falta de una buena alimentación ha ido encorvando su cuerpo.

Este hombre pasó los mejores años de su vida como picador de caña y arador de azada en los cañaverales del desaparecido ingenio Consuelo y todavía no ha sido pensionado ni por el Seguro ni por el Consejo Estatal del Azúcar (CEA).
“Que me pensionen”

A lo único que aspira es a que el gobierno lo pensione y así poder vivir en tranquilidad los pocos años que le faltan para por estar sobre la tierra.

“Al gobierno que me pensione, no quiero morir pidiendo, cuando ya me gané mi retiro”, indica Medina, quien vive de los bocados que captura al visitar otros hogares del batey Barrancón.

El adulto mayor, habla con fluidez, claridad y precisión, a pesar de su avanzada edad.

“No hay daño que no tenga apaño, para todo hay remedio, y mi cura es la pensión, para prolongar mi vida”, significó. Es hombre de escuchar con detenimiento, para dar respuestas certeras.

Duerme y cocina en el suelo, mientras escasean o no tiene ni silla, mesa ni traste para servir los alimentos que cueces.

Ya anda harapientos y andrajosos, por no conseguir ni para comprar una camiseta.

La ropa casi se le “muere” arriba, por la falta de agua en el batey para lavar.

Manuel Reyes, un comunicador nativo de Mata Palacio, de vez en cuando le lleva harina, arroz y pica pica para cocinar.

Para llegar a Barrancón hay que ir zigzagueando por un camino vecinal, repleto de hoyos y charcos, donde a veces se atascan los vehículos por dos y tres días, hasta que aparezca alguien y lo auxilie.

Son 22 kilómetros de pura odisea, que casi nadie quiere transitar por ser un camino solitario y desastroso.

Se le pide al gobierno que vaya en auxilio de Manuel Lico Medina, que se puede considerar el hombre más añoso.

Fuente: Diario Libre

Sobre nosotros

Somos un medio de comunicación digital preocupado con el destino de nuestra pueblo. Nos complace llevar a ustedes informaciones con un enfoque social velando por destacar los hechos y acontecimientos que pueden convertirnos en una sociedad mejor.

Para Contacto

  • Calle Josefa Perdomo # 107, Gazcue, Santo Domingo D.N.

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • 809-689-6310 / 809-422-1599