El caso Odebrecht presiona las diferencias dentro del PLD

16 Julio 2017

La incorporación al expediente por soborno de la Odebrecht de destacadas figuras del Partido de la Liberación Dominicana «PLD» alimenta las diferencias internas en esa organización impulsada por su control y por la nominación presidencial.

La llegada al país en febrero del 2015 de Quirino Ernesto Castillo procedente de Estados Unidos tras cumplir condena por narcotráfico provocó heridas muy profundas dentro de la organización, que distanciaron al expresidente Leonel Fernández, quien gobernó el país por tres periodos, y al actual mandatario Danilo Medina.

Franklin Almeyda, connotado dirigente del partido oficial y ferviente seguidor de Fernández, dijo que Quirino fue traído al país en momentos en que el exmandatario aspiraba retornar al poder, pero la reelección de Medina se impuso, luego de una cuestionada modificación de la Constitución de la República.

“No sé qué yo hubiera hecho si me traen a Quirino, y lo traen como se trajo desde el Palacio, funcionarios de ahí, y gente que no es peledeísta, que vienen de la sociedad civil o del sector empresarial, pueden ser buenos empresarios, pero eso no tiene ni pizca de lo que es la actividad política”, dijo Almeyda en el 2015.

“Esas declaraciones son absurdas, y carentes de todo sustento, de toda prueba”, le respondió el actual ministro de la Presidencia José Ramón Peralta, un cercano colaborador del mandatario.

“El Quirinazo”, que es como se conoce la llegada al país de Quirino mantiene una división dentro del peledeismo hasta el extremo de que muchos afirman que ello ha socavado su unidad interna haciendo irreconciliable las facciones enfrentadas.
El caso Odebrecht

Otro hecho que amenaza la unidad de la organización es el caso Odebrecht, que abarca la sobrevaluación de obras del Estado por valor de 92 millones de dólares que habría pagado la empresa brasileña para obtener la concesión de obras.

En el expediente fueron encartados: Carlos Temístocles Montás, ministro de Industrias y Comercio, Víctor Díaz Rúa, exministro de Obras Públicas, Radhamés Segura, exadministrador de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, los legisladores Tommy Galán Grullón por la provincia de San Cristóbal y por Santiago, Julio César Valentín. Todos pesos pesados dentro de la estructura partidaria.

Empero, sin dudas la figura más descollante es Montás, dirigente histórico del PLD cuya militancia data desde su fundación y uno de los principales técnicos económicos de la organización.

Desde un principio Temístocles Montás y sus compañeros de partido mostraron inconformidad con su apresamiento y sometimiento a la justicia por el caso Odebrecht.

Al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva fueron enviadas varias comisiones de altos dirigentes del partido, del todo poderoso Comité Político para “calmar” a los encartados que habrían amenazado con decir cosas no muy santas de otros dirigentes de importancia del PLD, conforme trascendió.

Temístocles es la cabeza visible de una numerosa y distinguida familia de la provincia San Cristóbal que se siente muy molesta porque lo encartaran a su líder en el expediente del mayor caso de corrupción de la historia dominicana caso de la Odebrecht.

Incluso, aunque no ha trascendido públicamente él tuvo fuertes enfrentamientos con varios de los dirigentes del comité político que lo visitaron cuando estaba en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

Hay versiones que aseveran que algunos miembros del comité político le alegaron que su inclusión en el expediente era cosas del procurador. A lo que el de manera airada le respondió pero “quien designa es el que cancela a ese funcionario”.

Las relación de los Montás no está muy buena con el PLD y con el gobierno. Se recuerda que en las elecciones pasadas José Montás, dirigente del PLD en San Cristóbal, fue postulado por el opositor PRM a la alcaldía de esa localidad.

El destino de Montás
El caso Odebrecht suma otros elementos a la situación interna del partido oficial de por sí muy caldeada con el enfrentamiento subterráneo entre Medina y Fernández.

Montás, Díaz Rúa, Valentín, Segura y Galán están descontentos con la acusación en su contra, de la cual podrían salir absueltos sí demuestran su inocencia en los tribunales, pero ya de por si afectada ante la opinión pública.

“Por ley, el Ministerio Público debió ser objetivo. Presentaron un tollo que le ha creado un problema al Gobierno, y está gravitando de manera negativa sobre el ejercicio político. Lo serio debería ser que el Ministerio Público retirara los cargos a todos, y pedirles perdón, y el expediente que no tiene sustento debe ser retirado”, dijo Montás al salir del penal de Najayo, San Cristóbal.

Las consecuencias que podría tener en la vida de la organización se harán más visibles a medida que se acerquen las elecciones en los próximos meses cuando se escoja el candidato a la Presidencia de la República y demás aspirantes a cargos electivos.

Fuente: Diario Libre

Sobre nosotros

Somos un medio de comunicación digital preocupado con el destino de nuestra pueblo. Nos complace llevar a ustedes informaciones con un enfoque social velando por destacar los hechos y acontecimientos que pueden convertirnos en una sociedad mejor.

Para Contacto

  • Calle Josefa Perdomo # 107, Gazcue, Santo Domingo D.N.

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • 809-689-6310 / 809-422-1599