Resentimiento, intelectualidad y radicalización dominicana

Resentimiento, intelectualidad y radicalización dominicana

/ Opiniones / Martes, 30 Enero 2018 13:56

El resentimiento de muchos dominicanos expresado en sentimientos persistentes de disgusto y enfado hacia algunos ciudadanos, por considerarlos causantes de ciertas ofensas y/o daños sufridos, que se manifiestan en palabras o actos hostiles, es una de las causantes por las que no avanzamos como nación, debido a que sus palabras de venganza expresadas en antipatía, que muchas veces viene consigo desde su adolescencia y que rebrota en una cierta animadversión contra sus semejantes, la cual se pone de manifiesto mediante accesos de rabia, agresividad y rebeldía.

En nuestro país hay un séquito de ciudadanos preparados que se creen ser los únicos facultados y poseedores de la verdad mediante sus conocimientos, preparación y capacidad. Ese conjunto de los llamados intelectuales, también conocidos como la crema innata de la intelectualidad nacional, en su mayoría se han quedado rezagados en el pasado, y no han trascendido más allá de donde la punta de la nariz les ha permitido alcanzar y proyectar sus ideas y conocimientos, a eso se debe que lo critican todo y todo está mal si no se plantea o se hace conforme a sus recomendaciones, con la interrogante de que una cantidad muy minúscula de ellos cuando aspiran a un cargo electivo salen gananciosos.

La mayoría de los cuidados dominicanos que se han pasado la vida actuando de forma radicalizada, en lo privado no han llegado ni a limpiabotas, y en lo político ni a regidor, con el perdón de ambos sectores que con este ejemplo no los estamos menospreciando ni discriminando, sino más bien reconociendo que hasta para llegar a esos puestos hay que tener inteligencia y capacidad. De lo que se trata es de entender que todos somos importantes y más en sociedades como la nuestra donde los que nos gobiernan vienen de los extractos más bajos de nuestros barrios y pueblos. Además, cuando revisamos nuestra historia nos damos cuenta que los intelectuales nunca han gobernado la nación.

Radicalizarse o ser crítico intransigente no ha conllevado ni conlleva a los seres humanos a tener éxito en ningunos de los estamentos de la vida nacional. La radicalización de los partidos políticos dominicanos los ha llevado a posiciones integristas que sólo los ha conducido al fracaso político-social en el país, lo decimos debido a la postura adoptada desde hace mucho tiempo en la República Dominicana por la llamada Sociedad Civil y retomada por el Movimiento Verde en las diferentes actividades que vienen realizando en todo el territorio nacional reclamando el fin de la corrupción y la impunidad.

Este domingo recién pasado en la concentración de la Marcha Verde frente al Palacio Presidencial, el veterano Periodista y miembro del Movimiento Verde, Don Huchi Lora, a quien admiramos y respetamos, cometió el error de expresar con enojo y discriminación el rechazo a la intención de participar en la actividad del Nieto del dictador Rafael Leónidas Trujillo, Ramfis Domínguez, gesto que ha sido repudiado por todos los sectores incluyendo los allí presentes, por entender que Ramfis no es culpable de las acciones de su abuelo y que tampoco se debe excluir a nadie, ya que los reclamos de los verdes son también de todos los dominicanos que no están de acuerdo con el estado de putrefacción en el que el PLD tiene al país.
Por el periodista Salvador Holguín

Diciendo «Lo que otros Callan»

Santo Domingo

Partly cloudy
21°C
N a 28.97 km/h /85%
Lunes
20°C / 28°C
Martes
20°C / 26°C
Miercoles
20°C / 27°C

Please publish modules in offcanvas position.