Internacionales

Oliver Stone arremete en Irán contra las políticas de EE.UU. en Oriente Medio

El cineasta Oliver Stone arremetió en Teherán contra las políticas de Estados Unidos en Oriente Medio, que calificó de «repugnantes» y «desastrosas» sea quien sea el presidente del país.

Stone visita por primera vez Irán como invitado del Festival Internacional de Cine Fajr y su presencia ha despertado una gran expectación debido a las complicadas relaciones entre Washington y Teherán.

En una multitudinaria rueda de prensa, el cineasta aseguró que la Casa Blanca lleva a cabo “políticas repugnantes que han arruinado millones de vidas”.

“Si hacemos que Siria sea un caos, si tenemos terroristas en todas partes, si tenemos migración de una cantidad masiva de gente, está bien. Vamos a destruir Oriente Medio”, dijo Stone imitando el punto de vista de los dirigentes estadounidenses.

En su opinión, “hay un patrón desde 2001” en este sentido, que continúa pese a que la invasión de Irak en 2003 fue -agregó- “un desastre”.

El autor de clásicos como “Platoon” (1986) y “Born on the fourth of july” (1989) subrayó que “no importa” quién sea el presidente de EE.UU., George W. Bush, Barack Obama o Donald Trump: “América romperá cualquier acuerdo que tenga para obtener lo que quiere”.

Trump amenazó en enero pasado con abandonar el acuerdo nuclear firmado entre Irán y seis grandes potencias en 2015 si no se imponen más restricciones a Teherán, y debe anunciar una decisión al respecto el próximo 12 de mayo.

Stone también aludió a las declaraciones de ayer de Trump y del presidente francés, Emmanuel Macron, sobre la negociación de un nuevo acuerdo multilateral con Irán.

“No lo podía creer”, dijo el cineasta, quien calificó la escena de “muy deprimente” y recordó que en la época de la invasión estadounidense de Irak Francia se negó a participar en la intervención.

Por ello, vio esta situación como “un retorno al colonialismo” y aconsejó a Macron a “aprender a no ser imperialista”.

En su comparecencia, Stone intentó congraciarse en todo momento con sus anfitriones iraníes, evitando cualquier crítica a la política de la República Islámica o a la censura en el cine en el país.

A cambio, destacó que en Hollywood la censura viene de las dificultades para financiar películas que sean críticas con EE.UU. y para promocionar por ejemplo obras como “W.” (2008), sobre George W. Bush.

Tampoco se quiso implicar en la prohibición de salir de Irán al director iraní Jafar Panahi, invitado ahora al festival de Cannes, limitándose a decir que debería poder viajar pero que no conoce “los detalles políticos”.

Sí insistió, no obstante, en que entrevistó al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para su documental “Persona Non Grata” (2003), cuando el traductor obvió este nombre en una especie de autocensura, levantando carcajadas entre los asistentes.

Preguntado por si haría un documental sobre un líder o político iraní, como realizó del cubano Fidel Castro, Stone aseguró no tener planes “en este momento”.

Además, negó haber solicitado una entrevista con el expresidente iraní Mahmud Ahmadineyad, criticando que se haya publicado esa “falsa noticia” en medios conservadores y pro israelíes de cara a su visita a Irán.

Stone ha sido el invitado extranjero principal del Festival Internacional de Cine Fajr, al que también han acudido este año actores de reconocido prestigio como el italiano Franco Nero o el francés Jean-Pierre Leaud.AP

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *