Internacionales

Jóvenes rusos rompen la norma y hablan contra Putin

Lusiya Shtein, una activista política de 21 años, dice que los últimos 18 años han sido la era de Vladimir Putin y “sus amigos bandidos”. Elegida concejal a los 20 años, trabaja ahora para la campaña de la estrella de TV Ksenia Sobchak, candidata presidencial del partido Iniciativa Cívica.

El legado de Putin no solo depende de ganar la elección el domingo «cosa que logrará, por abrumadora mayoría» sino también de que los jóvenes que votan por primera vez sigan leales a su visión.

Eso no es algo que pueda darse por sentado. Las encuestas nacionales revelan que los jóvenes están entre sus partidarios más entusiastas, pero en la capital rusa muchos veinteañeros «que estaban en pañales cuando Putin llegó al poder en el 2000» acudieron a las manifestaciones opositoras.

Putin se reunía el jueves con jóvenes voluntarios, programadores informáticos y otros que quieren ingresar al servicio civil como parte de un programa gubernamental de oportunidades para jóvenes talentosos.

Shtein sabe que no habrá cambios importantes en el futuro próximo, pero ella prepara el terreno para cuando suceda. “Quiero transformar las palabras en acción y me convertí en funcionaria electa para tener influencia sobre la vida en mi distrito y mejorarla”.

El estudiante de tecnología Maxim Manolov, de 20 años, cree que su generación fue despojada de la libertad de elegir.

Hasta el penúltimo año de secundaria, Manolov no se interesaba por la política. Entonces, Rusia se anexó Crimea y apoyó a los separatistas en el este de Ucrania. “Fueron los sucesos en Ucrania los que me politizaron”, dijo. “Tengo muchos parientes relacionados con la región y empezamos a discutir lo que sucedía”.

Durante un desfile de modas en Moscú, una adolescente dice que le gusta Sobchak porque quiere legalizar la marihuana, mientras una bloguera dice que es hora de que aparezcan nuevas caras.

Sin embargo, la juventud moscovita de clase media no es en absoluto representativa de Rusia en su conjunto, según las encuestas.

Un sondeo realizado en diciembre por el Centro Levada, independiente, halló que el 84% de los rusos entre 18 y 24 años aprueban la presidencia de Putin, comparado con el 81% de la población general. El 67% de los votantes jóvenes cree que Rusia va en la dirección correcta, comparado con el 56% de los adultos en general.

Un problema mayor para la democracia rusa es la apatía política que cunde entre los jóvenes.

Las encuestas pronostican que muchos jóvenes partidarios de Putin no votarán. Saben que volverá a ganar y algunos no ven motivo para participar en un sistema sin muchas alternativas. EFE

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *