En Santiago precio del aguacate alcanza RD$100.00

09 Mayo 2017

La baja oferta y la gran demanda que se registra en el mercado local, el precio del aguacate alcanza el precio de RD$100.00 pesos en Santiago donde vendedores lo detallan a RD$25.00 pesos cada tajada.

Vendedores consultados sobre el alto costo, que experimenta ésta acariciada fruta, lo atribuyen a la baja producción que se vislumbra habrá este año, debido a que las plantaciones, no florecieron los meses de febrero y marzo como es natural, por lo que este año habrá una drástica producción.

En los últimos años la producción de aguacate criolla ha sido sustituida por la siembra de la planta injertada, variedad que garantiza una producción para todo el año.

El aguacate, tal y como lo han demostrado diversos estudios, es un alimento con múltiples beneficios para la salud, por lo tanto, su consumo permanente es más que recomendable.

Aunque comúnmente es considerado como un vegetal, técnicamente, el aguacate es una fruta, de manera particular es un fruto carnoso simple cuya pared del ovario madura, convirtiéndose en un alimento.

Esta fruta se caracteriza por tener una capa de cáscara o piel, generalmente dura, una zona intermedia que es la que comúnmente se come  y que suele ser carnosa.

Se ha comprobado que el aguacate contiene mucho más potasio que un plátano, es una fruta que generalmente contiene alrededor de 900 miligramos de potasio, mientras que un plátano posee la mitad.

El aguacate es la fruta que más proteínas aporta, donde además su proteínas aporta, además sus proteínas son de gran calidad, ya que según estudios el aguacate contiene 18 de las proteínas más importantes que el cuerpo necesita.

PRODUCCION:

Cambita Garabito, provincia de San Cristóbal y Altamira, en la provincia de Puerto Plata, son las comunidades que se destacan en la producción de este rubro agrícola, donde parte del producto es dedicado a la exportación.   

En el municipio de Cambita, Garabito hay unas 140 mil tareas se dedicada al cultivo del rubro, que representa un soporte para la economía, tras la introducción de variedades mejoradas y muy rentables de la fruta, con unos una 2,200 productores y suficiente ánimo para poner la tierra a parir mucho más.

Sin embargo, la mayoría de la producción es de minifundio (pequeños productores, que no sobrepasan las 50 tareas), ésta cantidad de tierra puede resultar mucha o poca, en términos comerciales, dependiendo de quién tenga la propiedad y de la manera como la utilice. 

“Aquí hay personas que con esa cantidad te hacen medio millón de pesos al año, pero hay otros que no te hacen cien mil pesos”, indica José Rosa, presidente del Clúster de Aguacate de Cambita.

Pero con minifundio o no, Cambita se ha encargado de aportarle a República Dominicana entre el 30 y el 35% de la producción general de aguacate en los últimos años, incluso, fuera de los ciclos tradicionales que se conocían en el país.

La producción que se desarrolla en Cambita en su mayoría es de “Semil 34” y su época de cosecha se ubica desde octubre de un año, hasta marzo del año siguiente. Cuando la cosecha de ese aguacate coincide -entre octubre y enero- con los cosechados en Florida, Estados Unidos, que es precisamente el mercado principal para los cultivadores de Cambita, entonces hay una depreciación del precio en contra de éstos. Y es que a los agricultores de Miami producir les queda prácticamente “en el patio”, como se dice en el lenguaje rural (cerca) y por eso pueden comprar y vender más barato que cuando adquieren la mercancía de República Dominicana.

En el caso de los productores que logran enviar aguacate a Miami, entre febrero y marzo, consiguen mejores precios. Es una cuestión propia del comportamiento de los negocios, explica José Rosa. Aparte de la variedad Semil 34, a nivel nacional existen otras como el Hass, Carla, Pollock, Popenoe, y otros 15 tipos de importancia menor. Además de Cambita, otros puntos importantes en la producción y comercialización de aguacate se ubican en Ocoa, Pedernales, Puerto Plata y Jaquimeyes-Barahona, según conocedores del rubro.

A nivel de la naturaleza existen áreas donde el sol se comporta distinto con relación a otra. San Cristóbal no es la excepción. “Aquí tú te encuentras con puntos donde desde temprano sale el sol y, por tanto, la planta tiene mucho más capacidad para su desarrollo. Es justamente ahí donde tenemos un excelente aguacate”, explica Rosa.

Las variedades han sido introducidas desde Florida y Puerto Rico. Es decir, que del aguacate criollo que conocen de antaño los dominicanos, en el país solo queda algo a nivel del “Sur profundo” (San Juan y la frontera); del criollo que había en Cambita queda quizás un 5%. 

Llevar la tierra a producir de manera importante depende en gran manera de la tecnología que se emplee. Por ejemplo, si la utilizada para producir los aguacates de Cambita no incluye riego, el costo ronda los RD$22,000/tarea. 

El tiempo que tarda la mata desde que se siembra para producir es de cuatro años. Se inicia con una producción baja, generando unas  40 unidades/planta, la actividad es rentable a partir del séptimo año.

Fuente: La informaciòn

Sobre nosotros

Somos un medio de comunicación digital preocupado con el destino de nuestra pueblo. Nos complace llevar a ustedes informaciones con un enfoque social velando por destacar los hechos y acontecimientos que pueden convertirnos en una sociedad mejor.

Para Contacto

  • Calle Josefa Perdomo # 107, Gazcue, Santo Domingo D.N.

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • 809-689-6310 / 809-422-1599