Sociedad

Cómo 250 siberianos se convirtieron en los primeros nativos de América

El primer grupo de personas que llegó al continente americano fue de tan solo 250 individuos, reporta un nuevo estudio genético, publicado en la revista Genetics and Molecular Biology.

Estas personas emigraron a América desde Siberia (región de actual Rusia) hace unos 15.000 años, explica el investigador principal del estudio, Nelson Fagundes, del Departamento de Genética de la Universidad Federal de Río Grande del Sur, en Brasil.
Según el científico, averiguar el tamaño de los grupos fundadores era clave, ya que determina la cantidad de diversidad genética que se transfiere a los descendientes del grupo. Eso, a su vez, podría alterar la efectividad con la que la selección natural elimina los genes malos.

“Las poblaciones grandes tienen una selección muy eficiente, mientras que en poblaciones pequeñas pueden diseminarse los alelos [versiones de genes] levemente deletéreos, lo que puede aumentar la susceptibilidad genética a algunas enfermedades”, ha comentado Fagundes al portal Live Science.

Para investigar el tamaño del grupo fundador de la población del continente, Fagundes y sus colegas estudiaron muestras de ADN de 10 individuos americanos nativos de América Central y del Sur, 10 personas de diferentes grupos siberianos y 15 personas de China.

Mientras tanto, los investigadores no estudiaron el ADN de los americanos nativos de América del Norte por la sencilla razón de que muchos de ellos formaron uniones con personas de migraciones posteriores y resultaría más difícil identificar el grupo fundador, señala Fagundes.

Diversidad genética recuperada
Los investigadores saben que la variación genética dentro de una muestra está directamente relacionada con el tamaño de la población. Eso, combinado con el hecho de que la divergencia genética entre dos poblaciones (como los nativos americanos y los siberianos) aumenta con el tiempo, permitió a los investigadores conectar los datos del ADN en modelos de simulación de computadora y, moviéndose hacia atrás durante su análisis, determinar el tamaño original del grupo fundador, explica el líder del estudio.

Los modelos encontraron que entre 229 y 300 personas estaban en el grupo original, lo que llevó a la estimación final de alrededor de 250 personas, según los investigadores. Este número era tan pequeño que habría creado un “cuello de botella genético”, lo que significa que había poca variación genética en la población, explica Fagundes. RT

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *