Internacionales

Así Es Ana Julia Quezada Según Sus Publicaciones En Facebook

Facebook es algo así como el mostrador del que la gente presume. Con un vistazo rápido a esta red social se puede dibujar un poco la personalidad de su dueño, pero sin olvidar que es solo una parte: la que interesa mostrar. Ana Julia Quezada Cruz, la presunta asesina del pequeño Gabriel, sigue teniendo al día de hoy su perfil abierto y en él se puede conocer parte de su forma de ser.

Nació en la República Dominicana hace casi 44 años y estaba orgullosa de ello. Compartió en su Facebook varías publicaciones al respecto. También presumía de su amor por la música rock, el Barça o los perros que ha tenido desde que se abrió el perfil en agosto de 2012. Ahí también difundía numerosas fotos de ella con amigos, sobrinos y otros familiares. Sólo hay pública una imagen con Ángel, el padre de Gabriel, y ninguna del pequeño que encontraron sin vida en su maletero.

Quería proyectar una imagen alegre de su persona. Capturaba con su cámara los buenos momentos de disfrute y los subía a internet. Aunque también aprovechaba esta ventana para verter críticas contra los gobernantes, especialmente Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, a través de infinidad de memes que compartía.

Hace 22 años Ana Julia ya fue interrogada por la muerte de su primera hija. La pequeña, que por entonces tenía cuatro años, se precipitó desde un séptimo piso tras subirse a la mesita de noche y abrir la ventana de doble hoja. La investigación concluyó que había sido una muerte accidental, pero tras lo acontecido con Gabriel Cruz ahora se mira aquel caso con otros ojos. Lo mismo sucede al echar la vista atrás y ver algunas de sus antiguas publicaciones.

Compartía los típicos mensajes inspiradores en cadena del tipo “si quieres que algo te salga bien, no se lo digas a nadie”. Uno de ellos cobra ahora un especial sentido al saberse que los celos podrían ser uno de los causantes del crimen de Gabriel: “La envidia existe solo en aquellas personas que no saben aceptar la felicidad de los demás”.

Ana Julia tiene su perfil semipúblico, solo sus amigos agregados pueden darle me gusta o escribirle un comentario. De no ser de esta forma ahora seguramente tendría su cuenta plagada de insultos como se vio ayer cuando intentaron agredirla a la salida de su casa en Vícar. O quizá le sacarían en cara uno de los mensajes inspiradores que ella misma compartió en 2013: “A los que andan por la vida arruinando las de otros, y luego siguen como si nadan, recuerden: la vida es un círculo, todo vuelve y te pega donde más te duele”.

Fuente: La Vanguardia

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *